• Tel.: (511) 763.3931
  • info@businecon.com

Tener una perspectiva global sobre los hechos que están ocurriendo alrededor del mundo puede ser de gran importancia para planear su estrategia local de precios de transferencia, especialmente durante el actual escenario económico. En este artículo comentaré sobre temas que podrían no ser tan obvios, pero que ciertamente son importantes al momento de planear su estrategia local de precios de transferencia.

La actual recesión ha impactado de forma similar cómo los contribuyentes y las autoridades tributarias están abordando los precios de transferencia. Algunas consecuencias eran de esperarse; por ejemplo, a medida que la renta imponible de las compañías decrece a nivel mundial, las autoridades tributarias están incrementando la fiscalización mediante la programación de auditorías de precios de transferencia más rigurosas y exhaustivas. Concurrentemente, los contribuyentes están poniendo más esfuerzo en la prepararación de sus análisis de precios de transferencia, en la medida que las políticas existentes puedan ser más difíciles de justificar. Una gran cantidad de problemas pueden aparecer en la práctica; abajo discutiré dos que pueden no ser tan obvios.

Uno de los desafíos más significativos para los contribuyentes a la hora de actualizar su documentación de precios de transferencia será la creciente volatilidad en el conjunto de compañías comparables usadas bajo el análisis de Métodos basados en Utilidades Comparables (MUC) y el Método del Margen Neto Transaccional (MMNT). Históricamente, las recesiones económicas han conducido a la consolidación industrial, pérdidas temporales, e incluso compañías que salen de sus industrias. Estas situaciones pueden conducir a resultados contraintuitivos a la hora de actualizar conjuntos de empresas comparables. Mientras es de esperarse que una recesión económica reduzca el universo de comparables, un efecto menos obvio puede ser que la remoción de estas compañías con pérdidas, en realidad mueva el rango de utilidades «arm’s length» artificialmente hacia arriba.

En esta situación, las compañías que pueden ser las comparables más funcionales y las que mejor reflejen las condiciones económicas actuales, sean rechazadas al momento de ser evaluadas, dejando posiblemente solo las compañías con altos márgenes (las cuales pueden o no ser las de mejor comparabilidad); de esta manera, inflando el rango a medida que la actividad económica se desacelera. En consecuencia, la confiabilidad de los rangos de comparables bajo el MUC y el MMNT como verdaderos indicadores del precio arm’s length, pueden resultar, de alguna manera, discutibles.

Una solución podría ser no remover automáticamente a las compañías con pérdidas de la lista de comparables. Mientras en tiempos normales, las compañías que sufren pérdidas durante un periodo de varios años, automáticamente serían rechazadas por no reflejar las operaciones de una compañía en estado estable, estas firmas ahora deberían ser examinadas más cercanamente para determinar si las pérdidas son en realidad producto de condiciones económicas generales negativas, tambíen enfrentadas por la compañía bajo análisis.

Otra área en la cual la actual situación económica necesita ser considerada es en la aplicación del Método Comparable No Controlado en transacciones con activos intangibles. Un factor de comparabilidad primario para este método es el potencial de utilidades del activo intangible que está siendo licenciado. Sin embargo, mientras que el contribuyente que está entrando en una transacción de licencia hoy, considerará las actuales condiciones económicas y el impacto sobre el potencial de utilidades del activo intangible; los acuerdos comparables disponibles para el benchmarking de la transacción pueden haber entrado en efecto bajo condiciones económicas totalmente diferentes. Un acuerdo entre terceros puede ser comparable en todos sus aspectos, pero su precio relativo a la transacción analizada, podría estar impactado por diferencias en el potencial de utilidades percibido de los activos intangibles relevantes, debido únicamente a las fechas en las cuales las dos transacciones fueron ejecutadas.

Una forma de combatir esta disparidad es hacer ajustes en el precio de los acuerdos comparables basado en el potencial de utilidades relativo a la transacción de la compañía analizada. Este ajuste puede proveer un indicador más confiable del precio «arm’s length» en una economía en recesión, probablemente conduciendo a una reducción en el precio vs. benchmarks no ajustados. (Otra aproximación sería limitar el método de Comparables No Controlados a solo aquellos acuerdos que entraron bajo condiciones económicas similares. Sin embargo, esto puede limitar significativamente el número de acuerdos potenciales disponibles para el análisis).

Add Your Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

First Name*
Subject*
Email*
Your Comments